Buscar en este blog

Cargando...

martes, 20 de enero de 2015

ALFONSINA Y EL MAR

Esa que veis en la imagen es la poetisa y escritora argentina, suiza de nacimiento, Alfonsina Storni (1892-1938), y está sacada de la página oficial de Ariel Ramírez, pianista y compositor argentino nacido en 1921.

Ariel Ramírez y Félix Luna son los autores de una famosa canción compuesta en honor a Alfonsina. Una triste y hermosa canción  que Mercedes Sosa, la Negra, de la manera magistral que nos tiene acostumbrados, popularizó en todo el mundo: Alfonsina y el mar.
Alfonsina Storni fue, seguramente, una de las más importantes poetisas de habla española de principios del siglo pasado. Maestra de profesión, fue también una mujer valiente, que decidió vivir su vida según sus convicciones, chocando abiertamente con los convencionalismos de la época. Sirva como ejemplo el hecho de que decidió tener un hijo siendo soltera.

En cuanto a la canción, veamos lo que decía Ariel Rodríguez en una entrevista al diario El Clarín (14-03-2009):
"- Cientos de canciones hacen difícil la elección de una para contar su trasfondo
- Yo diría que es imposible elegir, me gustan todas, pero les contaré de una. Tengo una zamba que ya está en el mundo, se llama “Alfonsina y el mar” está dedicada a la escritora Alfonsina Storni, porque ella tuvo un maestro en su infancia que se llamó Zenón Ramírez, era mi padre Cuando ella murió fue el quien me contó su vida y todo su sufrimiento. Lo cierto es que cuando estaba componiendo Mujeres Argentinas se cumplía un nuevo aniversario de su muerte. Entonces Félix Luna me dijo-“No podés dejar de escribir sobre Alfonsina”. Y me trajo sus poemas. Muchos que ya conocía por mi padre. Me llevó a ver los diarios del día de su muerte, cuando recogieron su cadáver y lo metieron en un tren que llegó a Constitución. Cuentan los diarios del ’38 que hubo más de 2000 personas en la estación para recibir sus restos. La poetisa, la gran mujer y la directora de enseñanza de niños. A ella que se crió en Coronda con su padre y se educó con el mío, la esperaba un público de niños de 10 a 12 años, 15, 20, quienes habían dejado de serlo pero habían sido alumnos de ella. Ese acto de amor me conmovió profundamente. Si bien yo no la conocí personalmente, mi padre me había trasmitido mucho de su infancia. Entonces me resultó muy fácil escribir sobre ella. Primero yo hago la música y Luna escribió la letra. Hoy es una de las canciones más famosas en el mundo. No hay país que no la cante, En Israel, Grecia, Holanda, traducida a muchísimos idiomas."
En febrero de 1937, cuando ya Alfonsina había sido operada de cáncer de mama, se suicidó su mejor amigo, el cuentista uruguayo Horacio Quiroga, lo que le afectó profundamente, agravando la crisis en la que se hallaba como consecuencia de su enfermedad. Alfonsina le dedicó a su amigo estos hermosos versos:
Morir como tú, Horacio, en tus cabales,
Y así como en tus cuentos, no está mal;
Un rayo a tiempo y se acabó la feria...
Allá dirán.
Más pudre el miedo, Horacio, que la muerte
Que a las espaldas va.
Bebiste bien, que luego sonreías...
Allá dirán.
Alfonsina no logró sobreponerse y se suicidó estando de vacaciones en Mar de Plata, donde se alojaba en un hotel. La madrugada del 25 de octubre de 1938 salió de su habitación y no volvió.  Unos obreros encontraron su cadáver al día siguiente flotando en el mar, en la playa La Perla.
La versión romántica, que recoge la canción, cuenta que fue adentrándose lentamente en él. Pero la realidad parece haber sido otra y todo indica que se arrojó desde una escollera. 
Antes de suicidarse escribió este poema que mandó al diario La Nación, con un enigmático final...

Dientes de flores, cofia de rocío,

manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme puestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.
Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera,
una constelación, la que te guste,
todas son buenas; bájala un poquito.
Déjame sola: oyes romper los brotes,
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases
para que olvides. Gracias... Ah, un encargo,
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido...

De todas las versiones que existen de la canción me quedo con estas dos: la indiscutible de Mercedes Sosa y la de Diego el Cigala.





Por último, la letra de la canción:
Por la blanda arena que lame el mar
Su pequeña huella no vuelve más
Un sendero solo de pena y silencio llegó
Hasta el agua profunda
Un sendero solo de penas mudas llegó
Hasta la espuma

Sabe Dios que angustia te acompañó
Que dolores viejos calló tu voz
Para recostarte arrullada en el canto de las
Caracolas marinas
La canción que canta en el fondo oscuro del mar
La caracola

Te vas Alfonsina con tu soledad
¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y la está llevando
Y te vas hacia allá, como en sueños
Dormida, Alfonsina, vestida de mar

Cinco sirenitas te llevarán
Por caminos de algas y de coral
Y fosforescentes caballos marinos harán
Una ronda a tu lado
Y los habitantes del agua van a jugar
Pronto a tu lado

Bájame la lámpara un poco más
Déjame que duerma Nodriza en paz
Y si llama él no le digas que estoy
Dile que Alfonsina no vuelve
Y si llama él no le digas nunca que estoy
Di que me he ido

Te vas Alfonsina con tu soledad
¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y la está llevando
Y te vas hacia allá como en sueños
Dormida, Alfonsina, vestida de mar

Para saber más:

martes, 6 de mayo de 2014

JE T'AIME, MOI NON PLUS



Para los que como yo escucharon esta canción de forma clandestina (¡manda carallo!)…
Y también para los que tienen la suerte de non entendernos cuando les contamos batallitas, porque viven tiempos menos oscuros y piensan que nunca hubo oscuridad...

Corría en año 1969 y España estaba en plena "longa noite de pedra".

En Francia una sencilla canción, pero que escondía en su letra unha deliciosa defensa de la libertad sexual, lanzó a la fama a la pareja formada por la británica, Jane Birkin (hija de la actriz Judy Campbell) y el francés Serge Gainsbourg, autor del tema que se haría mundialmente famoso.

Curiosamente el tema había sido grabado a finales de 1967 por Serge y su amante Brigitte Bardot, (en aquel momento casada con Gunter Sachs) con la intención de publicarlo. Pero al final a la B.B. no le gustó la idea y le pidió a Serge que no hiciese pública esta grabación, a lo que Serge accedió. Sin embargo en 1986 se dio a conocer esa grabación primitiva.

Ese mismo año Gainsbourg conoció a Jane y se enamoró de ella. Y al  año siguiente grabaron una nueva versión que inmediatamente alcanzó la fama en todo el mundo.

La parjea Birkin-Gainsbourg duró hasta 1980, año en el que rompieron sus relaciones sentimentales, que no profesionales. Gainsbourg murió en 1991 de un ataque al corazón.

El single, del que se vendieron más de un millón de copias en aquellos tiempos, provocó un gran escándalo: los sensuales suspiros de Jane haciendo el amor se convirtieron en un éxito en el mundo entero y no dejaron indiferente a nadie. Hasta el Vaticano tomó cartas en el asutno, condenándola públicamente...lo que fue de inestimable ayuda para una mayor difusión en todo el mundo.

La letra de la canción es un diálogo entre dos amantes mientras hacen el amor. Parece ser que el título (parte de ese diálogo en el que uno dice "Te quiero" y el otro responde "Yo tampoco") se escogió recordando una famosa frase atribuida a Dalí: ""Picasso es español, yo también. Picasso es un genio, yo también. Picasso es comunista, yo tampoco".

Mi primer contacto con "Je t'aime...moi non plus", fue aquel mismo año e un local que había en Sada denominado "Chivas" que era una avanzadilla en aquellos tiempos de incipiente apertura, y que tenía en el piso superior una sala muy generosa para escuchar música en la intimidad...

La foto corresponde al disco que por fin pude comprar el día 30 de diciembre de 1970 en la mítica tienda de discos coruñesa Bambuco.

Aquí os presento las dos grabaciones primitivas: la de Brigitte Bardot (1967) y la de Jane Birkin (1969)


video

- Letra de la canción en francés y traducida al castellano.